Paranoias de un elfo gótico

jueves, abril 27, 2006

Que pasa pavos!

El otro dia, mientras le estaba dando por detrás a la última pava que me he ligado (es una fiera en la cama, pero no quiere que vaya diciendo su nombre por ahi y como yo soy un caballero no voy a poner en ningún aprieto a mi elfita cachonda favorita) se me ocurrio pensar que debe de ser una putada de las gordas el ser un tío de esos que las tías nunca les hacen caso y que cuando las llaman al móvil siempre les cortan la llamada y les mandan mensajes diciendo que los dejen en paz. Como a mí las pibitas siempre me han venido detrás como lobas en celo y nunca he tenido el más mínimo problema en conseguir que una elfa ardiente me haga una limpieza de sable, la verdad es que nunca hasta ahora me había puesto a pensar en los problemas por los que debéis de pasar todos los demás, especialmente si sois de esos frikis pajilleros asquerosos de los que hablaba antes. Así que no worries, my friends, que aquí viene el tito guges para explicarlos los principales consejos en esto de las churris. Se acabó el tener que ir a por la más fea y gorda del grupo. Ya nunca más tendréis que buscar a otra aún más fea cuando la que pensabais que era la fea os mande a tomar por culo. Cuando hayais leido mis consejillos sereis como yo (bueno, sin mi impactante físico, claro, pero es que no se puede tener todo en la vida), unos folladores natos que se ríen dándole collejas a sus colegas frikis que siguen vírgenes a los 23.

1. El aspecto físico:

Sí, ya sé que es una putada, pero en el fondo a las tías una de las cosas que más les importa cuando se ligan a un pavo es que sea un hombretón como yo. Mucho hablar del interior y pollas de esas, pero al final ellas son como nosotros y lo que quieren es un buen chasis al que darle candela en esas noches de invierno que hace tanto frío. Aún así, siempre hay truquillos para los que no han tenido tanta suerte como yo. Por ejemplo, a lo mejor vuestra cara no es tan bonita como la mía, y en vez de una expresión de inteligencia constante lo que tenéis es un aspecto de no enteraos de nada en la vida. No pasa nada, chavales, siempre se puede hacer algo. Para empezar, es muy importante ir a la moda. No te puedes vestir como cualquiera, hay que llamar la atención para que las pibas sepan que estás ahí, y combinar eso con una actitud incisiva para que sepan que les puedes dar un placer sexual brutal.

Aquí estoy yo ligando con una pava,
atraida irremediablemente por mi
atractivo físico.

Mirad esta fotillo de aquí arriba, por ejemplo. Ahí llevo un conjunto en verde, que es lo que más se lleva esta primavera, y el sombrero se encarga de redondear la imagen. Si lo miráis bien fijo, veréis cómo transmite tensión sexual por los cuatro costados. Si conseguís tener un aspecto parecido al mío en esa foto, las zorrillas minifalderas que os encontréis por la calle prácticamente se os saltarán al rabo, como me pasa a mí. Concretamente, a ésta me la tuve que quitar de encima porque era un poco estrecha y no quería hacerlo a lo perrito ni chuparla ni nada. Bah, que se joda.

2. Los colegas

Otra dura verdad de esta perra vida es que no sólo tú eres importante a la hora de entrarle a las churris, sino que también lo son tus colegas. Aunque un amigo te caiga bien, si luego es un gordo lleno de granos que tartamudea al hablar con una gótica de esas que están cañón y que ahora van por todas partes marcando tanga, entonces ese amigo te está jodiendo el plan. Esto es porque las tías no son como nosotros, no se alegran porque una amiga se lleve a una perita en dulce como yo (por poner un ejemplo) a la cama, sino que ellas quieren otro y si no lo consiguen se meten enmedio o le dicen a la amiga que se han puesto malas y que se van a casa. Una putada, ciertamente, pero es lo que hay. Por eso cuando se va en grupo a ligar no sólo hace falta que tú le gustes a la periquita que has escogido, sino que también tus colegas les tienen que gustar a sus amigas. Así que si tienes un amigo gordo y feo dile que adelgace o algo, y si no lo hace no salgas con él. Que se quede jugando a la play en su casa y que no te joda la noche! Es duro, lo sé, yo mismo lo he tenido que hacer muchas veces, pero así es la vida.


Mis colegas antes eran gordos y no tenían estilo para vestir,
así que los mandé a la mierda y me fui con gente que
también rompiera el bacalao, como yo.


Cuando se ataca en grupo, también es importante
la formación. Así, haciendo el típico 2x2
estos colegas y yo nos ligamos a unas suecas
que follaban como hienas.

3.- Tratando bien a las tías

Esta es la lección más importante que puedo daros, chavales. Sé que habreis oído por ahi un monton de mierda de que a las tias hay que hacerlas reir y contarles gilipolleces sobre el amor, el compromiso y otras mierdas de esas, pero es mentira. Ya os digo, en realidad las tías son muy parecidas a los hombres y lo que más aprecian es que les den bien en la cama, con eso ya son felices y no darán por culo con rollos de ser novios ni presentarte a sus padres. Eso sólo lo hacen las lesbianas o las amargadas, y en cuanto lo intenten, hay que darles puerta y buscarse otra pava nueva. Además, yo tampoco os recomendaría llamarlas mucho al móvil, porque así sólo se creen que estáis enamorados o alguna mierda de esas y pueden intentar lo de los padres, que es una putada. Porque, a ver, ¿para qué quiero yo conocer a los padres de una tía? Si está buena querre follarmela por todos sus agujeritos o que me coma la polla, pero no ver a sus padres. Sería como querer conocer al creador de un videojuego que te mola, eso sólo lo hacen los frikis más asquerosos.

Entonces, como digo, en el tema de comunicarte con tu churri hay que ir siempre al mínimo. Por ejemplo, yo a las mías sólo les mando un sms con la hora a la que vamos a quedar, y cuando estamos en el tema sólo les hablo para decirles cosas como "date la vuelta" o "ponte encima, que llevo dos horas empujando y me estoy jodiendo la espalda". A veces he pensado que es un poco inhumano tratarlas así, porque en el fondo son personas, pero es la vida, no puedes dejar que se te cojan demasiadas confianzas o la has cagado.

No seas pringao, colega, si unas tías se visten
así es que quieren provocar para
que las empales, así que no les hables
de kierkegaard ni de que tienen los ojos
como lunas en agosto, que se creerán
que eres bujarra.

4.- Final

Bueno, chavalotes, eso es todo. Ahora lo que tenéis que hacer es salir a la calle, bien vestidos y con la actitud correcta, y si seguís mis consejos no os voy a decir que vayais a ligar como yo, porque para eso hay que tener mis genes y mi barra de salchichón pamplonica, pero al menos tendréis más oportunidades y las tías dejarán de escupiros cuando os ofrezcais para regalarles llaveritos o mierdas de esas.

Hacer como yo y follareis a pares, como yo con estas
dos, que eran camareras de un chino y acabaron
comiéndose mi "rollito de primavera" jejeje.